Volkswagen podrá cargar coches eléctricos en tiempo récord

Volkswagen ha sacado a la luz una de las ideas que tiene para que el futuro del coche eléctrico pueda avanzar en las ciudades. Se trata de una batería externa portátil para coches eléctricos, esta batería podrá colocarse en el lugar donde sea necesario para que nosotros podamos suministrar energía a nuestro vehículo.

Aunque esta empresa está realizando distintos avances en todos sus vehículos para favorecer el medio ambiente y acabar con la contaminación, se lanza con un nuevo producto llamado “powerbank” que, como hemos dicho anteriormente, tiene el objetivo de ser una batería de la que las ciudades podrán disponer para mover y transportar hacia los lugares donde sea necesaria. De esta forma, ningún vehículo quedará sin cargar en la posibilidad de que no existan puntos suficientes.

Características de la batería portátil de Volkswagen

En muchos momentos se intenta evitar, pero uno de los problemas reales de los coches eléctricos que encontramos en la actualidad son las baterías. En este sentido, los problemas son varios, ya que la autonomía de estas baterías todavía no es del todo elevada, y los puntos de carga que podemos encontrar por la ciudad son escasos. Por este motivo, son muchas las personas que actualmente no quieren arriesgarse a adquirir un vehículo de este tipo. En consecuencia, la marca Volkswagen ha sacado su batería portátil “powerbank”.

Lo mejor de este tipo de estaciones de carga no es que sea portátil, sino que, además, puede cargar cualquier vehículo con una media de 17 minutos, por lo que es realmente rápida. Este proyecto surge con el objetivo de que se pueda mover esta estación de un lado a otro de la ciudad según los coches lo demanden, se instalan en cuestión de minutos y ayudan a reforzar zonas donde realmente sean necesarios un mayor número de puntos de carga.

La capacidad de esta estación de carga es de 360 kWh y está preparada para dar servicio a un total de 15 vehículos antes de tener que ser recargada o sustituida por otra. También se esta contemplando la opción de que, en zonas donde sea muy necesaria esta carga, instalar usar energías renovables tanto solar como eólica para producir la recarga en todo momento.

Aunque esta idea nos parezca algo alejada de la realidad, lo cierto es que no tardará mucho en llevarse a cabo, ya que según han anunciado, en este año 2019 tendrán listo el primer prototipo, y en el año 2020 está previsto que sea la solución de carga rápida para las ciudades en las que haya una gran cantidad de coches eléctricos.