LAS SMART CITIES LLEGAN A ESPAÑA, ¿ES TU CIUDAD INTELIGENTE?

Una de las aplicaciones más indiscutibles y exitosas del Internet de las Cosas son las Smart Cities, en castellano, ciudades inteligentes. Este nuevo concepto está siendo un vector de innovación y actividad de las ciudades que han apostado en este sentido. La aplicación intensa de la tecnología en la gestión de las grandes urbes es algo que siempre ha habido en el sector de la literatura y cine, pero actualmente las Smart Ctities ya son una realidad.

¿Qué queremos decir cuando hablamos de Smart Cities?, ¿qué propiedades definen a una ciudad inteligente?, ¿qué impacto habrá entre el Big Data en las ciudades inteligentes? En el articulo de hoy intentaremos dar respuestas a estas preguntas.

 

CARACTERÍSTICAS DE LAS SMART CITIES

Los principales objetivos que se buscan en la implantación de las Smart Cities son estos:

  • La mejora de la calidad de vida de las personas
  • La eficiencia a la hora de proporcionar y anticipar servicios
  • La sostenibilidad económica, social y ambiental
  • La mejora en la interacción de la gente
  • La disponibilidad de datos abiertos

Las ciudades no dejan de ser sistemas enredados compuestos de diversos subsistemas. Cada una de las diversas áreas que abarcan la estructura y organización de una ciudad es suspicaz de ser impactada y mejorada por la tecnología. Por ejemplo, la administración la sanidad, el transporte y demás.

 

MOVILIDAD

Sin duda alguna, el tráfico es unos de los mayores inconvenientes de las Smart Cities. El crecimiento de la población ha portado como consecuencia el incremento en el numero de vehículos. Esto ha generado nuevos inconvenientes de carácter logístico, pero también ecológicos.

Las Smart Cities tienen que ser capaces de detectar los inconvenientes de movilidad y tomar medidas en tiempo real para resolver estos inconvenientes. Por ejemplo, con semáforos inteligentes cuya frecuencia pueda ir cambiando en función de la saturación de las vías de circulación o de accidentes que hayan pasado.

Otro factor importante es el estudio de la utilización del transporte público, solo teniendo los datos en tiempo real podremos reaccionar ante las necesidades y columpiar los recursos utilizables.

 

MEDIO AMBIENTE Y ENERGÍA

El gasto en alumbrado es uno de los más fundamentales que debe aceptar una Smart City, solo en Madrid existen más de 240.000 farolas y en toda España se estima que se gasta año tras año más de 950 millones de euros en alumbrado público.

Tramitar y racionalizar este gasto es un deber desde el punto de vista económico y ecológico.

 

REDES DE CIUDADES

En este aspecto de cambio, hay un nuevo paradigma: las “redes de ciudades”. Similar que, en otros aspectos, las redes son importantes, como en las redes sociales o las redes de investigación.

La colaboración y el conocimiento repartido son un apoyo para la innovación. No obstante, en el campo de las Smart Cities, es clave la cooperación pública-privada, es fundamental alinear todos los proyectos e intereses y poner a las personas en el centro.